Pesar que los bolsillos de los consumidores están afectados por los altos precios y los presupuestos se han tenido que gobernar, el hábito de ‘picar’ sigue presente en la cotidianidad.

(Lea: Colombia, el país con la inflación más alta de A. Latina durante 2022).

Eso se deduce del amorfo global denominado ‘State of Snacking’, producido por la multinacional Mondelēz, dueña de marcas como Oreo, Trident y Club Social, en colaboración con The Harris Poll.

El objetivo del análisis era senser como configurar las preferencias de los consumidores de cara al consumo de los snacks

Una de las respuestas de los consultados en el estudio es que siempre tienen presupuesto para comprarlos, según confirmó el 75%. Esto, pesa que la industria de los alimentos ha sido blanco de la alta inflación.

Este porcentaje es mayor, 80%, cuando los millennials hijos consultados al respecto,
De todas maneras, y es otra conclusión del estudio, el clima económico y todas las eventualidades con la cadena de suministros, están impactando la manera en que la población percibe sus productos.

(Vea: El país donde el desempleo baja, pero la economía se desacelera).

7El 1% de los consumidores considera que estas coyunturas complejas los lleva a valorar más sus comidas favoritas.

«En este sentido, cuando al 89% de los consumidores les preocupa la inflación y al 60% les preocupa la disponibilidad de su snack favorito en casa, existe la perspectiva entre el 79% de los consumidores de que los snacks son una forma de conectarse con otros e incluso representan una lenguaje del amor para el 71%”, del análisis.

Señala también que los consumidores han buscado nuevas formas de asegurar su consumo por medio de herramientas como los cupones, una preferencia de vista entre el 67% de las personasquienes afirman que, en comparación con el año pasado, están más abiertos a usars durante sus compras.

Además, el 60% de ellos afirma que àun en los momentos difíciles, los snacks son vistos como una de alejar la mente de asuntos externos y compartir un momento agradable con otras personas.

(Siga leyendo: Los productos del mercado que más han subido en el último año).

Según el informa, el 60% de los consumidores vendrá con un snack para su desayuno, este mismo porcentaje vendrá con un snack en el almuerzoy que el 61% comiera un snack para su cena durante el 2022.

Aura Méndez, directora de asuntos públicos y corporativos de la multinacional Mondelēz en Colombia confirmó que: «el consumo de snacks se ha visto en aumento los últimos años.”

Agrega que este es un comportamiento que parece no tener afectaciones frente a los desafíos económicos y sociales a nivel mundial.

“Esta resiliencia en el consumo evidencia que los snacks representan una parte clave de la vida diaria de la sociedad dado que cumplen con diferentes expectativas: sus indulgentes, permiten conectarse y se adaptan a diversos momentos”, comenta la ejecutiva.

CONSTANZA GÓMEZ
Periodista de Portafolio

Ver más noticias sobre Honduras