El Real Madrid ha celebrado este domingo la consecución del 36º título de Liga con sus aficionados. Los blancos se proclamaron campeones desde la jornada anterior, después de la derrota del FC Barcelona ante el Girona, pero el club decidió postergar el festejo hasta después del partido frente al Bayern Múnich en la Champions League.

El equipo ha recibido la copa de campeón de Liga de manos del presidente de la RFEF, Pedro Rocha, en la Ciudad Deportiva del Real Madrid sobre las 10.00. Desde allí ha partido en autobús hacia la sede de la Comunidad de Madrid, en la Puerta del Sol, donde la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, ha recibido al equipo. “Estamos viendo al mejor Real Madrid, cómo no te voy a querer”, ha dicho Ayuso, vestida con una camiseta del equipo con su nombre y el número 1 a la espalda, en un discurso en el que ha entremezclado las alabanzas al Madrid con su habitual defensa de su modelo político de “libertad” para la región. El recorrido ha continuado con la visita al Ayuntamiento de Madrid, para después finalizar en la plaza de Cibeles. “Sois un ejemplo porque jamás os rendís”, ha dicho el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida en su discurso. La delegación madridista ha asistido a la icónica fuente en un bus descapotable, como suele hacer en cada celebración de un título, desde el cual los jugadores blancos han saludado y festejado con su afición con miles de personas.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.



Ver más noticias sobre Honduras